Benetton vuelve a crear polémica con sus campañas

Benetton apuesta otra vez por una campaña publicitaria que parece perseguir la polémica. Se centra esta vez en el desempleo. Su eslogan: “Parado del año”. Los carteles están protagonizados por un grupo de atractivos jóvenes trajeados que la marca considera que representan a su generación: tienen estudios superiores y talento, pero no tienen trabajo. Además, la campaña se completa con vídeos y anuncios para televisión en los que aparecen antidisturbios y grupos de chavales protestando al estilo de los indignados del 15-M.

En los carteles, una pequeña reseña en el lateral explica la identidad de los protagonistas. Por ejemplo, en uno de ellos aparece Ángel, mirada al frente, traje y barba perfectamente recortada. Tiene 29 años y es un ingeniero industrial en paro. O Valentina, de 30 años, italiana y abogada sin empleo. Según Benetton, la campaña no busca el uso mercantilista del drama del paro, sino que trata de llamar la atención para que se abra el debate sobre el hecho de que “cerca de 100 millones de jóvenes de entre 15 y 29 años buscan trabajo en el mundo”. Y dicen que quieren acabar con tópicos, como que “los que no trabajan es porque son vagos”.

Según ha explicado Alessandro Benetton, la publicidad es una iniciativa de la fundación unhate (contra el odio), propiedad de la marca, la misma que ya levantó ampollas a finales del año pasado cuando colgó carteles con imágenes trucadas que mostraban a diferentes personalidades besándose. Entre ellas, el papa Benedicto XVI y el imán Ahmed Mohamed el-Tayeb, lo que enervó al Vaticano. La campaña actual está combinada con un concurso. En él, buscan al “desempleado del año”, a través de una red social. Piden a jóvenes de entre 18 y 30 años que se inscriban y cuenten su “curriculum del desempleo”, es decir, sus estudios, habilidades y su fracaso a la hora de encontrar un puesto de trabajo a su medida. Además, pueden registrar un proyecto. De entre los recibidos hasta el 14 de octubre, los 100 más votados serán elegidos para ser financiados con 5.000 euros.

La firma italiana ha asegurado que han elegido llamar la atención sobre el paro juvenil porque “por primera vez en muchos años, nuestros hijos van a tener una vida más dura que la de sus padres”. “Esta campaña puede parecer menos impactante que las anteriores, pero en el trasfondo es más grave”, defiende Benetton.

Os dejamos la principal imagen de la campaña, que a nosotros como agencia de comunicación nos parece buena:

benetton1

Fuente: Reuters

Deja tu comentario