o-semachrysa-jade-570Las redes sociales y el uso de ellas no se limitan a la mera comunicación entre personas, sino a compartir contenidos y conocimientos globales que pueden llevar consigo increíbles beneficios. Así lo demuestra el descubrimiento de la Semachrysa Jade, una nueva especie de crisopa en Malasia, cuyo hallazgo fue realizado mediante la web para compartir imágenes Flickr.

Como cualquier otro internauta , el biólogo y experto en Evolución de Especies y Taxonomía del Departamento de Alimentación de la Universidad de California, Shaun L. Winterton estaba observando fotos en Flickr cuando se dio cuenta de lo extraña que era el insecto fotografiado por el fotógrafo Hock Ping Guek: una crisopa hembra con oscuras manchas en sus alas y líneas rugosas en su parte trasera.

La imagen fue comentada por muchos,  preguntándose si no podría ser una nueva especie. El fotógrafo sólo había tomado una fotografía  y Winterton no podía cerciorar, sin pruebas científicas, que era un descubrimiento.

Sin embargo, la suerte de ambos cambió y Guek logró capturar y fotografiar otro insecto de nuevo en el frondoso bosque tropical de Malasia donde fueron descubiertas. Ésta fue enviada al experto en especies Winterton y, tras el examen científico, pudo determinar que, efectivamente, habían logrado descubrir una nueva especie, y nada menos que a través de las redes sociales. .

Hoy, gracias a las nuevas vías de comunicación que permiten esta cooperación espontánea, se ha podido identificar una especie, hasta ahora, sin clasificar.

Un nuevo ejemplo del potencial de la redes para explotar cualquier área, desde la biología a la comunicación, con un solo click. 

Fuente: Pensoft