El verano es un muy buen momento para que las marcas presenten sus nuevas campañas publicitarias en lugares poco convencionales, pero a la vez muy concurridos como playas y piscinas.

Este tipo de campañas son muy innovadoras y suelen conseguir un gran impacto en los transeúntes, ya que éstos participan activamente en la acción (algo que no ocurre en una campaña publicitaria tradicional, en la que son meros espectadores), y ésto crea un vínculo mucho más sólido con la marca.

A continuación, os dejamos algunos ejemplos de este tipo de campañas:

Burger King monta en plena playa un mini restaurante utilizando la arena como material de construcción:

Ikea ha montado una biblioteca en la playa, mostrándonos uno de sus muebles más emblemáticos

Las autoridades nos piden que seamos más respetuosos con el medio ambiente:

La marca de refrescos Sprite nos muestra como refrescarnos por dentro y por fuera:

Resultado de imagen de campañas publicitarias en la playa

Campaña para concienciar  a la gente de la peligrosidad de tomar el sol sin protección.

Resultado de imagen de campañas publicitarias piscinas

Fuente: Puro Marketing